El método CRESMA

Hoy en día sigue habiendo mucho desconocimiento sobre la incineración de mascotas, y más aún sobre los tanatorios de mascotas. En este artículo voy a intentar aclarar todas las dudas que os surgen al respecto. Cuando nuestra mascota fallece es lógico tener la cabeza como un bombo, y si no conocemos nada sobre este tema podemos llegar a cometer errores que después podemos lamentar.

Lo ideal, aunque no nos guste, sería informarse previamente poniéndonos en contacto con algún crematorio, o preguntando a nuestro veterinario. Hay que tener en cuenta que los veterinarios trabajan con una empresa, y no os van a dar la opción de elegir donde incinerar a vuestra mascota, pero que sepáis que sois libres de elegir el lugar y la forma que deseéis.

Imaginemos que ha llegado el trágico día, lo primero que hay que hacer es contactar con la empresa elegida. Si nos ha pillado por sorpresa y no sabemos que hacer no hay que preocuparse. Cogemos el teléfono y llamamos, y a quien nos atienda le preguntamos todas nuestras dudas, estamos para responderlas. Tomaros vuestro tiempo, ya que el momento será muy duro, y lo mejor es que tengamos todo claro.

Lo primero que debéis saber es que nosotros nos encargamos de la recogida tanto en vuestro domicilio, como en la clínica veterinaria. Tenemos el material adecuado para realizar tanto la recogida como el transporte, y nuestro personal os tratara con el máximo respeto y comprensión ante una situación tan dolorosa. En ese momento deberéis informarnos del tipo de incineración que deseáis, ya que existen dos tipos, la colectiva y la individual.

En el caso de la incineración colectiva no se pueden recuperar las cenizas de la mascota, ya que se hace junto con otros animales y es más económico. La individual se realiza individualmente como su nombre indica, y podréis llevaros las cenizas con vosotros. También tendréis la opción de estar presentes antes, y durante la incineración. En Cresma contamos con una sala velatorio acondicionada para que podáis despedir a vuestra mascota de una forma especial.

Una vez concluido el proceso de incineración individual colocaremos los restos de vuestra mascota en una urna que previamente habréis elegido, y os entregaremos el certificado de incineración.

Si aún después de leer este articulo os quedan dudas no os preocupéis, podéis preguntarnos tanto como necesitéis. Estamos a vuestro servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *