CRESMA: Las cosas claras

Sois muchos los que venís a CRESMA con dudas, sin saber exactamente qué es lo que va a pasar aquí, que es lo que vais a ver, o que es lo que os vais a llevar. Otros tantos ni si quiera llegáis a venir, y desde la distancia dudáis del servicio que se os pueda ofrecer.  En este articulo vamos a tratar de dejar claras todas esas dudas que tenéis, y que por otra parte vemos lógicas, por el desconocimiento que hay aun sobre los crematorios de mascotas, y por la desconfianza que se ha generado durante muchos años por la falta de transparencia o porque las cosas se han hecho realmente mal.

La primera duda y más común suele ser: “¿pero se incinera solo, no?”. Si, si así lo has elegido la incineración será individual, y nosotros podemos ofrecerte el  ver como tu mascota entra en un horno vacio, limpio, y como se cierra y se enchufa con  únicamente tu mascota en su interior. Podrás ver todo esto desde una sala climatizada, con hilo musical, y podrás elegir entre cuatro modelos de urnas que entran dentro del precio, o elegir entre muchas otras de diseño.

Para los que aún no estáis familiarizados con las incineraciones también quiero aclararos que se puede elegir entre individual (tu mascota se incinera sola y puedes recuperar sus cenizas), y colectiva (se incinera en conjunto y no hay posibilidad de recuperar las cenizas).

La siguiente duda común es: “¿tan poquito se queda?”. Pues como pasa con las personas, todo depende del tamaño de cada uno. Debemos tener en cuenta que las cenizas resultantes son las que genera únicamente el hueso, así que no podemos esperar que un perrito de 3 kg nos genere unas cenizas como para llenar una urna grande. Por otra parte muchos preguntan si esta todo ahí, y la respuesta es sí, en la urna que os entregamos están todos los restos de la mascota incinerada, y en nuestro caso, si hubiera alguna placa, tornillo, o restos de operaciones también los entregamos en una bolsita aparte.

Otra cosa que a muchos sorprende es la duración de una incineración. La duración va a depender de varios factores, dos de ellos son el tamaño del animal y la temperatura del horno en el momento del inicio. Si el horno esta frio e incineramos un animal pequeño el proceso ira de la hora y media a las dos horas, desde que empezamos hasta que te entregamos la urna y el certificado de incineración. Con animales grandes podemos irnos hasta las cuatro horas, y si hablamos de caballos hasta las diez. Hay otros factores que pueden hacer variar la duración, pero estos serán los tiempos aproximados de espera ante una incineración. Cuando el horno está caliente todo es más rápido, pero en ningún caso tan rápido como para incinerar a un animal de 40kg en 45 minutos como algún cliente me ha dicho que le pasó en otro sitio.

Por último, cuando venís a despediros de vuestra mascota a nuestras instalaciones muchas veces dudáis si ver la introducción en el horno o no, incluso hay quien duda si de ver a su mascota. Deciros que en CRESMA se cuida mucho el detalle, y vais a poder ver a vuestra mascota por última vez de una forma que nadie ha quedado insatisfecho. Yo mismo, si viera que las condiciones no son las mejores siempre aviso al cliente, así que tú tendrás la última palabra siempre, y siempre con mi consejo. Tras ver y despedirte de tu mascota podrás ver la introducción. Muchos clientes dudan si verlo o no, y la respuesta es sencilla, debes ver lo que sientas que necesitas ver. No te vayas nunca con dudas, o con ganas de haber visto algo más. Nosotros estamos aquí para explicarte lo que vas a ver, y resolverte todas tus dudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *